Santa Mária

Hotel Mirador

Descubre lugares encantadores


Ahora que creo en las coincidencias y atesoro una cámara fotográfica que me enseña más de lo que puedo imaginar.

En la actualidad me encuentro visitando decenas y decenas de lugares que se me permiten visitar, porque si algo es cierto es que, para viajar se necesita mucho dinero y muchas ganas de apreciar los lugares desconocidos. Ahora mis conocidos dicen que tengo un alma vieja porque siempre les digo que, sea a donde sea que viajen, siempre se atrevan a descubrir nuevas cosas, no importa si les infunden miedo o desconcierto, pues las cosas más hermosas son aquellas que nunca esperamos y que siempre están ahí latentes.

Hoy, pienso que sea cual sea mi presente y siempre que pueda, tomaré decenas de boletos de autobús, las memorias de mis abuelos y una cámara fotográfica para rescatar cientos y cientos de recuerdos.

La perdida de un ser querido no es tan dolorosa como parece si nosotros los mantenemos presentes y les damos sentido.