Santa Mária

Hotel Mirador

¿Quién soy?


Al comienzo de mi preparatoria siempre quise huir de las coincidencias, nunca creí que eso fuera real, de hecho, siempre busqué una respuesta “científica” a todo lo que pasaba en mi vida, hasta que ingresé a la universidad, elegí una carrera y mi abuela murió

Por alguna razón siempre tuve la idea de ser nieta de una mujer 100 % dedicada a su casa y a su matrimonio; la abuela siempre fue una mujer amorosa y con las mejores recetas de cocina, por lo cual nunca imaginé que ella era bióloga

Así es, ahora me presento, soy estudiante de turismo con espíritu de mariposa, quiero decir, me gusta viajar. Soy nieta de una mujer que en sus preciosos años veinte, fue bióloga. Nunca lo supe hasta que, como ya lo mencioné, me dieron la cámara fotográfica de toda su vida estudiantil. Y, tal vez por eso estudio Turismo Ahora que lo pienso, tal vez lo llevo en la sangre y es que, ella y mi abuelo viajaron por casi todos los 32 estados de la república mexicana, siempre haciendo de sus viajes una especie de película y tríptico promocional de los lugares y hoteles; entre las fotos siempre encontré una constante bastante curiosa, ella siempre tomaba fotografías de todos los comedores de todos los hoteles a los que iba, claro, siempre con el abuelo como modelo. Ahora que lo pienso, tal vez por eso escribo esto y me atrevo a hablar de mis experiencias.

Se han preguntado ¿Cuál ha sido el mejor hotel que han visitado y por qué fue el mejor? Al parecer a mis abuelos les encantó uno en especifico en Yucatán y lo descubrí por dos cosas: por el título del periódico que leía mi abuelo y por las múltiples fotos en Uxmal; desafortunadamente el nombre del hotel nunca lo descifré y aunque lo busqué supongo que lograron derrumbarlo para crear uno más moderno.